«LA MAGA». UN WORK IN PROGRESS DE LA COMPAÑÍA CdAT.

Caminaban como instrumentos de jazz, siempre a punto de encontrarse pero demasiado libres para descansar mucho tiempo.

Septiembre ha comenzado con una buena nueva: Los actores de la compañía del CdAT, dirigidos por Anthony Mathieu, crean, ensayan e improvisan en residencia una nueva obra de teatro físico y sonoro «La Maga». Tres personajes (encarnados por Alicia Trueba, Cristian Londoño y Nando Ateca) caminan sin encontrarse, se encuentran sin verse. Inocencia, prisa, violencia. Un retrato de la soledad y la ceguera que predominan en nuestra sociedad, libremente inspirada en Rayuela de Cortázar; tres desconocidos deambulan en la noche jugando a encontrarse, tal vez a buscarse, no sabemos quienes son, se recuerdan, y caminan, siguen caminando, tal vez encontrarán algo que los llevará a una nueva búsqueda, jugando a la casualidad, y en ocasiones a la causalidad que genera una coreografía acompañada por música y voz en directo. 

La obra parece ir en camino al site specific, calle, o espacios no convencionales. La compañía busca trabajar sobre el mapa la ciudad. La ciudad como espacio arquitectónico, como lugar geométrico lleno de volúmenes que diseñan espacios de vida y de movimientos. Estos espacios definirán tanto los caminos como el modo de desplazarse de los personajes. Una puesta en escena que haga hacer a los actores y al público una verdadera inmersión en la ciudad. En la abstracción de la ciudad (Anthony Mathieu).

“Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos” Rayuela – Julio Cortázar

Con ocasión de una nueva edición del proyecto de Teatro Exprés organizado por la Asociación Cántabra de Empresas Productoras de Artes Escénicas (ACEPAE), el CdAT ha mostrado un fragmento de «La Maga» el pasado 12 de septiembre en el Palacio de Exposiciones de Santander.

Teatro Exprés es un proyecto de promoción, divulgación y exhibición escénicas de calidad en pequeño formato orientado a presentar propuestas en espacios múltiples y no convencionales. Cada cita reúne una selección de ‘micro-obras teatrales’ representadas de forma simultánea y en un ambiente cercano e íntimo; una especie de escaparate al que asomarse para conocer qué está pasando en nuestro sector y hacia dónde se dirige.

Una ocasión única y efímera, que ha propiciado una primera toma de contacto con el público después de tantos meses de espera. La compañía del CdAT retoma el viaje con más fuerza que nunca, para demostrar que la cultura es un lugar seguro.

#TeatroSeguro